jueves, 28 de agosto de 2008

amados monstruos

él amaba monstruos sin saberlo
amaba un meollo simple y sistemático
amaba una intención estéril y malvada
él es el más perfecto de los hombres
y esa la base el engaño astuto:
cómo es posible errar el juicio
los amores de zeus son aplastantes
y pobres las ninfas, diosas y viandantes
ninguna complejidad calcula ajena
y él ama y sueña con su pena
amó órganos trastocados y piezas metálicas
carnes surcadas por filos y destinos alterados
cómo equivocar la mirada
sentir el horror en vez del cielo
ver canales abiertos de inocencia
dispuestos a lanzar doradas trenzas
ojos de metales honestos
brillos de aurora en las cabezas
las suavidades embellecidas
por aumento de contraste entre los labios
palabras sólo nunca horrible víctima
cómo se enfunda el alma salvadora
cómo penetra seda fragancia delicia
celda inmunda trampa agujero, sueño
cómo un dios podría equivocarse
eso jamás la inocencia vive envuelta
duerme bajo la carne quemada, absuelta
pulsa diafragmas de plástico
venas verdaderas, tornillos de titanio
oscuridad y fieras, vidrio